LOS CURSILLOS DE VERANO

LOS CURSILLOS DE VERANO
El  cursillo o encuentros orquestales de verano son  herramientas muy importante en la formación musical por muchas razones. Pasaré a enumerar unas cuantas que me vienen a la cabeza ahora mismo.
Un objetivo muy importante es complementar el estudio realizado durante el año lectivo, ya que toda indicación que se haga a un alumno durante el cursillo ayudará siempre a mejorar el nivel musical e interpretativo del cursillista. Todo esto hecho desde un ambiente relajado y distendido ayuda a que la información se interiorize mejor  sin el stress de obtener objetivos  en un tiempo limitado. Pero no hay que caer en la tentación de pensar que un cursillo sirve igual que un curso. A veces buscamos que nos resuelvan todos nuestros problemas, o vamos buscando una fórmula mágica con la cual ya no sufriremos más  a la hora de tocar. Nada más lejos de la realidad. Con que nos corrijan una o dos cosas ya es mucho, y sucede, que los resultados de esas correcciones empiezan a dar sus frutos después de algunos meses.
Otro objetivo importante del cursillo de verano es evitarnos caer en la tentación de dejar de tocar o desconectarse demasiado del instrumento durante los meses de verano. De alguna forma nos obliga a seguir una rutina aunque de forma diferente. Normalmente sólo el hecho de desplazarnos de nuestro lugar de residencia habitual para acudir a un cursillo hace que esta rutina ya sea diferente. A todo esto se añade el fomento de nuevas relaciones, ya que conocemos gente nueva. También nos damos cuenta del nivel que hay fuera de nuestros ambientes y eso nos anima a seguir mejorando; la preparación de una audición final con otras personas; incluso la posibilidad de hacer turismo. Todo esto es muy positivo para el estudiante.
No puedo dejar de reseñar la parte  pragmática de los cursillos con la acumulación de horas de formación que sirven como experiencia justificada para poteriores ofertas de trabajo que pudieran presentarse al cursillista.

Hay una parte, en mi opinión, negativa, sobre todo en los  casos de estudiantes de grado medio. Ultimamente hay una gran promoción de cursillos y  encuentros orquestales durante el curso escolar que suelen coincidir con fechas navideñas, Semana Santa e incluso interrumpiendo horarios lectivos. Estas actividades dificultan e interrumpen los estudios normales del año lectivo y muchas  veces constituyen una carga de cansancio gratuita para el alumno. Incluso muchas de éstas están promovidas por los propios centros en los que estudian, y aunque la invitación al alumno es libre, el poder de la nota pesa mucho. 



José Marco
Director Artístico
Asociación Aragonesa Musical "Camerata Contrapunto"


Comentarios

Entradas populares